Hecho y Ficción sobre las Máquinas Tragamonedas

La próxima sección ha sido creada para darte tranquilidad y aclarar cualquier acusación falsa con la que te hayas encontrado o hayas escuchado acerca de las máquina tragamonedas. Es muy común, cuando se escucha un rumor o mala información nunca olvidarlo. Con suerte nosotros vamos a cambiar tus impresiones y todo lo que vas a poder pensar luego de visitar nuestro sitio es en todas las cosas positivas y excitantes que las máquinas tragamonedas tienen para ofrecer.

Algunos dicen que ciertas máquinas no son merecedoras de gastar tu dinero y tiempo dado que recién han dado un premio y por lo tanto no van a volver a pagar en un largo tiempo. Aunque esta teoría tiene mucho sentido, no es verdad. Si, la máquina está programada para pagar un cierto porcentaje del dinero que recibe, pero cada giro de carrete en la máquina es completamente aleatorio y totalmente independiente de la vuelta anterior. Una máquina puede dar 10.000 giros antes de pagar en grande pero existe la misma posibilidad de acertar a ese mismo gran premio de vuelta en el giro de carrete 10.002 como en acertarlo en el giro 15.000 o el giro 20.000. El giro de carrete ganador es determinado en un momento exacto en el tiempo, no porque no haya sido acertado en un tiempo.

Otros pueden argüir que una máquina está seca y no va a pagar porque no está funcionando en un ciclo de pago (está en un ciclo de recibir). Sin embargo, cuando se trata de tragamonedas, de nuevo, cada giro de carrete es completamente aleatorio, y no hay tal cosa como un ciclo de pago o ciclo de recibir.

¿Alguna vez has estado jugando en una máquina y estado con nervios de dejarla en caso de que la próxima persona que juegue acierte el gran premio unos pocos giros de carrete luego de comenzar? ¿Cómo podrías dormir por la noche si esto ocurriera, ese gran premio debería haber sido tuyo, verdad? En realidad, las probabilidades son que si te hubieras quedado en esa máquina no habrías acertado ese mismo gran premio. La acción aleatoria de pagar no depende de la cantidad de giros de carrete que haya ocurrido previamente. Es el momento exacto en que los carretes giran el que determina el resultado de esa vuelta. Por lo tanto, si tú te hubieras quedado en tu máquina, deberías haber tenido que hacer girar los carretes exactamente al mismo momento que el otro jugador lo hubiera hecho para recibir el mismo resultado. Por lo tanto puedes dormir tranquilo esta noche, ya que las posibilidades son que tú no hubieras girado los carretes exactamente al mismo momento.

Finalmente, hay rumores por ahí de acuerdo a los que se sospecha que jugar en las máquinas tragamonedas usando una tarjeta de club de casino va a disminuir tus posibilidades de ganar en grande. Nuevamente, esto no es verdad. De hecho, lo opuesto debería ser verdad, dado que las tarjetas de club fueron diseñadas para estimular mas juego en el casino y nada estimula mas a jugar que ser pagado. Es más posible que siga jugando un jugador que es pagado a que lo haga uno que no lo es. En el largo plazo, los casinos quieren que sus jugadores sigan jugando. Sin embargo, como mencionamos una y otra vez, cada vuelta de carrete, sin importar la forma de pago, es totalmente aleatoria y depende del momento exacto en el tiempo. Aún más, usar una tarjeta de casino vale la pena; los premios agregados que ofrecen (por ejemplo, un extra 5% de tu dinero inicial) podría ser la diferencia entre convertirte en un jugador ganador o un jugador menos exitoso.

¿Por qué las máquinas tragamonedas son populares? - Campanas y Silbidos - Ubicación de la Máquina - Orígenes - Comenzando con Máquinas Tragamonedas - Estrategia - Hecho y Ficción - Webmaster

Home

Copyright 2006 - 2007 © Tragamonedas.net - contact